Las extensiones forman parte muy importante de los navegadores. Son unos complementos perfectos en muchos casos. Nos aportan herramientas útiles para navegar. Hay multitud de opciones, como sabemos. Sin embargo no todas ellas son seguras. En ocasiones podemos encontrarnos con una falsa o que contenga código malicioso que pueda comprometer nuestro equipo.