La cadena HBO ha admitido este lunes que ha sufrido un ciberataque por el que varios capítulos de sus series, además de material que podría pertenecer a Juego de tronos, han llegado a Internet de forma ilegal. Los hackers aseguran haber obtenido 1,5 terabytes de información perteneciente a la compañía.