Y Microsoft cumplió su “amenaza”. Este mes nos ha dejado sin los ya clásicos boletines a los que nos tenía acostumbrados todos los meses desde 1998. Ahora lo ha reemplazado por la Security Update Guide. Una complicada lista en la que es casi imposible encontrar información de forma sencilla sobre las vulnerabilidades corregidas.